martes, 11 de noviembre de 2008

Expresarse por necesidad

Este fin de semana ha sido pródigo en experiencias y encuentros:

En esta entrada me gustaría hablar de Enrique Roura, un artista argentino que estudió Bellas Artes en Buenos Aires y que también asistió al concierto de Nahum. Su hijo me contó que en casa tienen todavía la revista en la que aparecía su padre como "la nueva promesa argentina".

En Madrid trabaja realizando ilustraciones en 2D y 3D, dibujos, cuadros y esculturas, que podemos admirar visitando su página en internet Rourart.

En nuestra conversación le reconocí mi interés por las artes pero también mi ignorancia y mi falta de talento. Sin embargo, él me comentó que pensamos demasiado en si hacemos las cosas bien o mal.

Para él lo principal es expresarse. Expresarse para dejar salir lo que llevamos dentro, expresarse para sentirse uno mejor consigo mismo. Como una forma de lucha contra la frustración y la depresión.

"¿Qué haces en tu tiempo libre?", me preguntó. A pesar de las actividades que realizamos/consumimos, no nos tomamos un tiempo ni buscamos una forma de expresarnos, ya sea de forma plástica, musical, literaria...

¿Nos resulta difícil? ¿Nos da vergüenza porque no somos como quisiéramos ser? Quizás tengamos que cambiar el chip: Expresarse como una necesidad. Expresarse por necesidad.

Sus consejos me recordaron la última sesión de tutoría con mis chavales:
dos informadores de los centros juveniles de Vallecas intentaron hacer reflexionar a los chicos sobre su tiempo libre. Estos centros les ofrecen muchas actividades alternativas al ordenador y el messenger: cursos de grafitis, de break dance, de percusión...

Y yo ahora pienso que, si la clase de lengua realmente les sirviera para que fueran capaces de expresarse mejor y con menor dificultad, estaría más que contenta. Quizás haya que dejar más hueco a la escritura creativa.


4 comentarios:

katakraos dijo...

Enrique es, ante todo, una gran persona, un alma grande, todo un maestro, de esas personas de las que aprendes casi por osmosis.

Esto también me recuerda una escena de "Historias de Nueva York", en la que a Nick Nolte, un pintor, le pregunta su ayudante de entonces: "¿Por qué pintas? ¿por qué lo haces?"

A lo que él, simplemente contesta: "Porque no tengo más remedio"

Y realmente, así se hace, porque uno no tiene más remedio que echarlo fuera.

patricia dijo...

Gracias por tu comentario :D

Gracias a ti le conocimos ;-)

Muy buena la anécdota

Un besazo

ballyears dijo...

La verdad es que no se ha considerado mucho que las actividades creativas aparte de ser un medio de expresion y de diversion te dan ese acercamiento contigo mismo fundamental en nuestra vida, se dice que conoces mas a una persona en una hora de juego que en un año de conversacion y eso es justo lo que nos pasa con nosotros mismos en las actividades creativas, una mas de las mil ventajas. Conócete a ti mismo no?

patricia dijo...

Sí, además cuando escribía la entrada pensaba en ti.

Me alegro de que no hayas dejado la música y la pintura.

Y muchas gracias por tu entrada.

¡Un besazo, rey!